Publicaciones Noviembre 2014

Gato esquisito con la comida

 

Muchos de los propietarios de gatos tienen una gran preocupación con la alimentación de su gato ya que en multitud de ocasiones les ponen la comida y se dan automáticamente la vuelta sin ni siquiera probarlo, muchos de ellos les compran diferentes variedades e incluso las marcas más demandadas y sus gatos se dan la vuelta frente al comedero sin apenas olisquearlo.

Con los años el gato se ha ido ganando la reputación de ser un animal de paladar muy selecto mucho más que el paladar de un perro. Nada más lejos de la realidad, en verdad hay tantos comportamientos distintos como gatos. Desde el que le gusta todo lo que le pongas hasta el que solo come tarrinas de pescado fileteado. Un gato no es un animal caprichoso pero si puede convertirse en ello al convivir con nosotros .

Las preferencias alimentarias del gato se definen en la época de la infancia . Más o menos hasta los 6 meses suelen comer todo lo que le pongamos delante y con una extensa variedad tanto en sabores como en texturas y formas. Después de los 6 meses puede que rehúse a comer algo nuevo que le ofrezcas por su sabor, olor e incluso la textura. Por lo tanto cuanta más variedad de gustos haya probado durante su infancia (sabor, olor y texturas) menos posibilidades habrá que se convierta en un gato exigente cuando sea adulto y al revés.

Es importante saber que si obtiene siempre algo de comer cuando lo pide o si le cambiamos la ración de comida por otra simplemente porque no se ha acercado a ella con el tiempo se convertirá un gato cada vez más exigente y caprichoso.

Los gatos pueden negarse a probar un plato que hasta el momento haya consumido si su consumo es asociado por él con una experiencia desagradable como por ejemplo vómitos, o algún miedo durante la comida. La hora de la comida de los gatos está condicionada en principio por los aromas de los alimentos y seguidamente por el gusto, una condición como una rinitis o la presencia de un olor a detergente distinto en el plato induce a los gatos a la anorexia inclusive si se trata de su comida favorita.

Debes colocar el comedero y el bebedero en un lugar limpio y tranquilo lejos de la bandeja de la arena y fuera del alcance de otros animales que convivan con él. No cedas rápidamente a cambiarle la tarrina de marca porque no se haya acercado a olerla, déjalo a su alcance con algunas croquetas y cuando tenga hambre verás cómo se acerca a comerlo.

Alimentación perros pequeños

 

Las razas de perros pequeñas son adorables y no es la primera vez que te hablamos de ellos. En los perros de razas pequeñas, no es un secreto que la alimentación debe ser mucho más estricta que en los perros más grande, ya que se les tiene que dar mucha mejor calidad de alimentos para cubrir todas sus necesidades, en menos cantidad. Cuando los perros son de razas pequeñas, les lleva muy poco tiempo llegar a su crecimiento total definitivo, por lo que debes tener en cuenta que siempre vas a tener que encontrar un pienso recomendados para perros pequeños, ya que sus intestinos no crecerán y su boca no se hará mucho más grande. Si no les das un pienso seco adecuado para ellos, puede incluso que se lleguen a ahogar con un pienso mientras intentan triturarlo.

En lo que a piensos se refiere, los perros de razas pequeñas son extremadamente delicados con sus estómagos y mientras que a los perros grandes les puedes cambiar la dieta o se te puede pasar la hora de la dosis y no pasa nada, a los perros pequeños les puede causar muchos problemas, no solo no tener las dosis a su hora, sino los cambios de alimentación en lo que a marcas y tamaños se refiere. Tampoco les des nunca comida que te sobre y no dejes que se coman la comida que se cae de la mesa, ya que les puedes causar serios problemas en el estómago.

 

Calendario de Vacunación para perros

 

El perro debe ser vacunado cada año y su veterinario le indicará cuál es el programa de vacunas que debe seguir.

La primera visita al Veterinario La vacunación es una de las responsabilidades que tiene el propietario con la salud de su mascota.

Es importante llevar a nuestro nuevo amigo al veterinario para que lo examine y lo desparasite si fuese necesario.

Con la vacunación podemos evitarle algunas enfermedades víricas que pueden afectarle cómo son: la parvovirosis, el moquillo, la hepatitis canina o la rabia.

El veterinario es el único profesional que puede llevar a cabo la vacunación de su perro, establecer qué vacuna necesita y el programa que ha de seguir la mascota a lo largo de su vida.

En términos generales el calendario de vacunación sería:

 

EDAD VACUNA
6 semanas Parvovirosis
8 semanas -2 meses Triple - moquillo, hepatitis, leptospirosis-, parvovirosis, coronavirus o tos de las perreras
De 12 a 13 semanas Refuerzo del a triple y de la parvovirosis
De 5 a 6 meses Rabia Cada año Rabia, pervovirosis y triple

 

Es importante cumplir el programa de vacunación porque, aunque la leche materna le haya provisto de defensas, a partir de los 2 meses el cachorro empieza a tener menos inmunidad pasiva y a los 3 meses es prácticamente inexistente.

Lo más habitual es que un cachorro llegue a la familia con unas 7 semanas de edad, así que puede que ya haya sido vacunado contra la parvovirosis y el moquillo. Es importante preguntarlo y, si es así, deberían entregarle su cartilla sanitaria en la que tiene que figurar la vacuna administrada y la fecha en la que la recibió. La cartilla sanitaria y el número de identificación son los documentos más importantes de nuestra mascota.